Inicio >> Ruta >> Ruta por El Valle de La Orotava
  • Ruta por El Valle de La Orotava

            Ruta por El Valle de La Orotava

            Señorío y tradición a los pies del Teide

            Presentación
            Puntos del itinerario
            A
            B
            C
            D
            E
            Ruta por El Valle de La Orotava
            MIRADOR DE HUMBOLDT
            El Mirador de Humboldt está situado en la base de la ladera de Santa Úrsula, junto a la carretera de El Pinito. Desde él se divisan espectaculares vistas del Valle de la Orotava, entre las laderas de Tigaiga y Santa Úrsula, la silueta del Pico del Teide y los cercanos volcanes de Las Arenas y El Fraile. La instalación, que cuenta con servicio de cafetería, homenajea al ilustre científico y naturalista alemán, Alexander von Humboldt, que visitó la isla de Tenerife durante uno de sus famosos viajes y glosó en sus obras la belleza de este valle.
            MUSEO ETNOGRÁFICO PINOLERE
            El Museo Etnográfico Pinolere está situado en el parque de mismo nombre, en la Villa de La Orotava. Las instalaciones de este original museo de la cultura popular recrean la historia y las costumbres de esta zona de medianías del norte de Tenerife. El centro cuenta con distintas edificaciones tradicionales, como son los corrales, una era, un huerto de plantas medicinales o las características casas pajizas o pajares, antiguas viviendas reconvertidas hoy en salas de exposiciones dedicadas al arte de la cestería de madera rajada de castaño y a la historia de la localidad. Las dos principales áreas temáticas que se desarrollan en este centro son, por un lado, el Museo de Cestería Canaria Don Juan González Fariña, y, por otro lado, el Museo de Historia Don Francisco Luis Acosta, complementada esta última por La Cueva de los Guanches. Centro perteneciente a la Red de Calidad de la Fundación Tenerife Rural.
            CENTRO HISTÓRICO DE LA OROTAVA
            La ruta peatonal propuesta a través del Centro Histórico de La Orotava, declarado Conjunto Histórico-Artístico y que transcurre entre grandes casonas y calles adoquinadas, permitirá al visitante contemplar sus numerosos edificios y monumentos. El paseo a través del casco histórico de La Orotava comienza en La calle Carrera Escultor Estévez, localizada junto a la Iglesia de San Agustín. En el cruce entre las calles Carrera Escultor Estévez y Tomás Pérez dejamos a la izquierda el edificio del Ayuntamiento y subimos por la última vía para tomar, a la derecha, la calle Hermano Apolinar y llegar al cruce con la calle San Francisco. Allí encontraremos la Iglesia de San Francisco y el Hospital de La Santísima Trinidad, que conserva el pórtico del antiguo convento de San Lorenzo. Muy cerca de aquí, en las calles Colegio, Carrera, San Agustín o adyacentes, abundan los ejemplos de la arquitectura señorial canaria. Estas edificaciones fueron realizadas por algunas de las familias de mayor abolengo de la Isla, que ordenaban tallar su escudo heráldico en la fachada. Son las casas Benítez de Lugo, Molina, Franchy, Ascanio, la del marquesado de la Quinta Roja o la Casa Fonseca, también conocida como “Casa de los Balcones”. Esta última, del siglo XVII, es un magnífico ejemplo de la arquitectura tradicional insular con su cantería, sus balcones de madera y su magnífico patio interior. También abundan en estas calles primorosamente empedradas muestras destacadas de la arquitectura religiosa como son la Iglesia y Convento de San Agustín, también del siglo XVII, en la plaza de la Constitución, o la de Nuestra Señora de la Concepción, cuyo edificio fue declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1948 y que cuenta con dos torres campanario, una elevada cúpula y un interior dividido en tres naves.
            CENTRO HISTÓRICO DEL PUERTO DE LA CRUZ
            El centro histórico del Puerto de la Cruz, declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de conjunto histórico artístico, conserva numerosos edificios de gran valor patrimonial, auténticos testigos de la historia de este pueblo del norte de Tenerife. La Plaza del Charco y las calles peatonales de los alrededores invitan a dar un paseo por el corazón de la localidad y descubrir pequeños jardines y parques, a la vez que disfrutar de la amabilidad de sus gentes y de la de los cuantiosos turistas procedentes de diversas nacionalidades que escogen este lugar como destino vacacional. Los orígenes del Puerto de la Cruz se sitúan en los momentos posteriores a la conquista de las islas, cuando estas tierras, que se incluían dentro del menceyato aborigen de Taoro, fueron repartidas entre los colonos castellanos. En la costa se ordenó construir un muelle y en torno a él comenzó a gestarse un pequeño asentamiento de pescadores. Conforme pasaron los años, el Puerto de la Cruz fue ganando importancia en las transacciones comerciales; la destrucción del Puerto de Garachico a principios del siglo XVIII bajo las lavas del volcán Trevejo o Arenas Negras no hizo más que acentuar la tendencia, convirtiéndose entonces el Puerto de la Cruz en el principal puerto de la isla. Como consecuencia, se produjo un fuerte desarrollo económico, social y cultural que implicó enfrentamientos políticos con la aristocracia orotavense y que significaron su independencia municipal en 1772. A lo largo del siglo XIX comenzaron a llegar a estos territorios visitantes extranjeros, como Agatha Christie o Alexander von Humboldt. La benignidad del clima canario y la enorme belleza paisajística de estos parajes atrajeron desde épocas muy tempranas a un nutrido número de personalidades foráneas. Estos primeros visitantes sentaron las bases del futuro desarrollo turístico, que se iría convirtiendo en el principal motor económico portuense. Merece la pena contemplar diferentes edificios que recuerdan antiguas épocas de esplendor comercial, cuando el Puerto de la Cruz era puerta de entrada y salida de viajeros y mercancías procedentes de Europa y América. Como muestra de aquel pasado han quedado edificios que hoy permiten ver cómo pudo ser la vida en este pueblo del norte de Tenerife. Destaca la Casa Alfaro de Franchi, después Casa de La Aduana, que fue erigida don Francisco Tomás de Franchi Alfaro y Varcárce, la Casa Miranda, el Hotel Marquesa, el Museo Arqueológico, la Iglesia de la Peña de Francia o la ermita de San Telmo.
            CAMINO DE LA COSTA
            El conocido como “Camino de la Costa” es un recorrido de bajo nivel de dificultad que comienza a la altura de la calle Aceviño, en el Puerto de la Cruz, en la zona residencial La Paz. El final de esta calle coincide con la calle Cólogan Zuloeta, a escasos metros ambas vías desaparecen y da comienzo el Camino de La Costa, que desemboca en el Llano de Martiánez. El paseo transcurre entre plataneras y permite visitar tres playas muy conocidas. La primera es la de San Juan, la segunda es la de Bollullo y la tercera y última es la de Los Patos. El camino marcha siempre hacia la costa y hace posible descubrir un paisaje de cultivos que sorprende y permite conocer parte del mundo rural del Puerto de la Cruz, acercándonos además a un tiempo no muy lejano en el que predominaba el cultivo de plataneras. A su vez, permite ver una maravillosa imagen costera característica del norte del Tenerife y descubrir sorprendentes playas de arena negra.

            Dónde dormir


            HOTEL RURAL CASABLANCA

            Dirección:Calle Real, 146. Icod El Alto. Los Realejos

            Tel:922 359 621

            El Hotel Rural Casablanca, situado en el naciente del Barranco de Ruiz, de gran interés científico, a una altitud de 600 m, es el lugar ideal para los amantes de la naturaleza. Rodeado de una finca rústica de 15.000 m2, ofrece al cliente la posibilidad de disfrutar de la tranquilidad y belleza de su entorno. Establecimiento colaborador del Club Tenerife Rural


            HOTEL RURAL VICTORIA

            Dirección:Calle Hermano Apolinar, 8. La Orotava

            Tel:922 331 683

            El Hotel Rural Victoria ocupa un edificio de singular riqueza histórica y arquitectónica ubicado en el centro histórico de La Orotava. Esta casa del siglo XVI ha sido cuidadosamente restaurada para mantener su arquitectura y estilo original, convirtiéndose en un acogedor espacio que conserva el encanto de su origen señorial. Establecimiento colaborador del Club Tenerife Rural.


            OTROS ESTABLECIMIENTOS DÓNDE DORMIR

            Dirección:

            Tel:

            Ver el siguiente enlace: www.villadelaorotava.org/organiza.php?op2=7